La huelga como chantaje. #CocoLoco #Miami #Cuba

Deja un comentario

 Por Yadira Escobar

 

 

 

 

 

Desde los 12 años de edad, una vez al año, hago un ayuno absoluto  durante 24 horas. Nada de comida y ni una gota de agua. Les puedo decir que a sólo horas, puedes sentir ligeros mareos, te pueden temblar las manos, el corazón palpitará y en ese momento devastador, recordaras que por muy elevado que ande tu pensamiento o espiritu, al final del día también eres de carne y huesos y necesitas comer para mantener el cuerpo que Dios te dio.*

Cuando se habla de “Derechos Humanos” no se puede descuidar la raíz humanista de nuestra civilización, tan marcada por los valores bíblicos que nos enseñan el amor a la vida humana.


Todos conocemos el legendario: Ama a tu prójimo como a ti mismo. En ese mandamiento divino, se nos hace un llamado al amor hacia los demás y se usa como referencia el amor que de manera natural nos tenemos a nosotros mismos. Por lo tanto, no se concibe que alguien que no se ama a si mismo, tenga la capacidad de amar a los demás (como a ti mismo te amas). Cuando estamos ante un suicida, inmediatamente reconocemos a un paciente que necesita ayuda, porque se está dejando de amar a si mismo. ¿Donde está su instinto de supervivencia?

Una huelga de hambre, no es un suicidio abierto, pero pone en peligro la vida, así que no corresponde a quienes son responsables tomarla a lo ligero . Es verdad que a veces se anuncian como protesta política ante grandes injusticias, pero en el caso cubano sólo veo voluntarismo político y demandas confusas.

¿De que manera podemos confiar en que nos ame tanto quien tanto daño hace a su propia salud fisica?
La creciente presión que desde el extranjero reciben los disidentes cubanos por sus patrocinadores parece haber desatado una ola de huelgas de hambre. Aunque no parece ser una protesta contra el gobierno, sino mas bien una forma de ganar protagonismo sin tener que marchar por las calles y demostrar con seguidores su popularidad en la isla.

El más famoso de los huelguistas es Fariñas, quien ha dicho a la emisora del gobierno de los Estados Unidos (Radio Martí) que la responsable de los Asuntos Políticos y Económicos de la Embajada de los Estados Unidos en La Habana, Dana Brown, viajo a Santa Clara y le hizo varias preguntas con el fin de hacer un informe al Departamento de Estado sobre su salud. En otras palabras, que quieren saber que tal su ayuno.
Una huelga de hambre pudiera ser el ultimo recurso de una persona que lucha por una causa justa y suficientemente elevada como para arriesgar la vida, pero también pudiera ser un chantaje emocional de alguien con un gran ego o simplemente enfermo de la mente. En este caso no importaría el discurso ideológico que acompañe dicha huelga, pues estamos ante un paciente que necesita ayuda profesional. Urgentemente.
Yo pienso que algo de fraude hay cuando se anuncian huelgas donde se asegura que no se bebe agua. Entiendo que diran algunos que estoy siendo falta de respeto o insensible a un “gran sacrificio”, pero no puedo aceptar una mentira ni mucho menos apoyarla, pues el dia de mañana, algun ingenuo tratará de hacer lo de Fariñas, y ciertamente morirá al imitarlo. Los riñones no entienden de razones políticas, y un fallo renal diría la ultima palabra. Aunque siempre aparece en escena el médico salvador (que maravilla esos medicos cubanos) con sus sueros hidratantes, seguimos pensando que con la salud no se juega. Lo único que puede explicar este comportamiento pro-muerte es:

1- Una excesiva confianza en los profesionales de la medicina cubana que haga pensar al disidente que aún al borde de la muerte será salvado.
2-La certeza de que no hay riesgo porque se está engañando a la opinión pública, y en realidad se bebe algo y se come algo por detrás del telón.
3-Una mala costumbre fortalecida por el apoyo propagandístico y sobre todo por la atención directa del gobierno de los Estados Unidos.

La respuesta de la derecha cubana a estas huelgas tiene dos variantes:

a) Los que con entusiasmo dicen que “es un sacrificio que abonará el camino de la libertad” (descarado apoyo al martirio, un poco más y termina siendo fundamentalismo extremo)

b) Los que animan a los huelguistas a que renuncien a hacerse daño porque sus vidas son más valiosas que la de otros ciudadanos para luchar contra el régimen.

No creo que la vida de un ciudadano sea más valiosa que la de otro. Ya es hora de cortar esta mala costumbre de raiz. Es una costumbre irresponsable y repulsiva. El culto a la dignidad plena del hombre puede ser una buena guia. La soberanía cubana no se puede entregar bajo presión de una disidencia que escoge la cultura de la muerte como método de chantajear a los demás. Quizás nos escandaliza más la violencia contra otros que la que una persona ejerce contra si misma, pero si una persona no se quiere a si misma, mucho menos podrá querer a los demás.

Mi mensaje para los huelguistas es:

Comed, compatriotas al servicio del imperio…comed, antes de que sea demasiado tarde.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s