#Londres2017: El adiós de #UsainBolt

Deja un comentario

bolt1

Apenas entraba la noche cuando Usain Bolt salió a la pista del Estadio Olímpico de Londres para celebrar su última carrera. Quizás como una premonición, o tal vez como la mejor despedida, desde las gradas los más de 60 mil espectadores concentrados únicamente para verlo le regalaron antes de la largada un poco de silencio y un instante solo para él, porque aún con fama y acostumbrado a los aplausos uno no siempre está preparado para decir adiós.

Considerado por muchos como el atleta más grande de todos los tiempos, Usain salió a la pista londinense como parte del relevo corto de su país en búsqueda de su medalla número 15 en Campeonatos Mundiales, pero una lastimadura a mitad del último tramo destruyó el sueño de todos de verlo irse con otra memorable victoria.

Nueve años atrás, el mundo lo vio ascender a la cima y supo que tenía ante sí a un hombre excepcional. Su actuación en los olímpicos de Beijing dejó a muchos con la duda de hasta dónde podría llegar en las pruebas más veloces del atletismo. Junto a la muralla china Usain logró tres récords del mundo con una tranquilidad enorme,como si jugara con la pista y la dominara a su antojo.

Luego vino Berlín y la apoteosis de otras tres cuotas del planeta. Daegu y la arrancada en falso como muestra necesaria para probar la mortalidad del jamaicano. Un añodespués fue Londres y un nuevo triplete olímpico. Moscú y Beijing como antesalas para Río de Janeiro, la ciudad que lo vio convertirse en leyenda tras ganar portercera ocasión consecutiva los títulos en las pruebas de velocidad de unos Juegos Olímpicos.

En la ciudad maravillosa Usain tuvo un gesto que resume toda su impronta. Luego de la victoria en el doble hectómetro, llegó a la meta, colocó las rodillas y la manoderecha sobre la pista y besó la línea de llegada. Era el final de su carrera bajo los cinco aros, una ruta de ocho años en la que cada vez le dio a sus seguidores unnuevo motivo de admiración.

“Nací para ser un atleta. Creo que solo fue mi momento y siempre lo iba a hacer bien. Quiero ser recordado entre los mejores deportistas del mundo y que hablen de mí cuando mencionen a Mohammed Alí o a Pelé”, había dicho justo antes de su última cita estival.

Ahora, cuando algunos le reclamarán el triste final o la medalla perdida, otros muchos recordarán a aquel chico de 15 años que en su primer gran evento internacional se colocó sus zapatillas al revés de tanto nerviosismo, o al hombre del gesto icónico luego de cada triunfo, o al del baile en la pista justo antes de un récord mundial. Como otros grandes del campo y pista, Usain Bolt es uno de los mayores logros del atletismo de toda la historia. En su última carrera, aun sin cruzar primero el pecho por encima de la línea blanca que tantas veces lo colmó de gloria, el jamaicano mantuvo intacta su impronta, porque la historia de este hombre va más allá de los números y una triste carrera fallida.

(Cubadebate)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s