https://www.el19digital.com/files/articulos/223324.jpg

Las ONGs llamadas a resguardar el respeto de los Derechos Humanos en Nicaragua, representaron un lastimoso papel al ser guardianas de los derechos de la oposición golpista y de los intereses del imperio. Hay fotos de algunos miembros de estas ONGs en franca camaradería con cubanos-americanos del más grueso pelaje ultraderechista.

Otra persona -miembro también de estas organizaciones donde la politiquería importa más que el sustrato humano- fue premiada por su trayectoria anti-sandinista en un salón de la embajada americana. Antes de la asonada del 18 de abril, ya actuaban como verdaderos frentes de ataque contra la institucionalidad del gobierno sandinista: abogados del Mal, defendían a cualquier delincuente con tal de socavar la estabilidad del gobierno legítimo.

Sigue leyendo